Irlanda, un territorio muy rica en antiguas fantasias mitologicas
Entre los conceptos encantadores que los turistas traen a Irlanda, es probable que se cumplan tus expectativas del panorama. Una abundancia geológica poco frecuente y el efecto de calentamiento del Atlántico producen una increíble variedad de territorio en esta pequeña isla, que está salpicada de lagos y pantanales primitivos.

Dublin, la capital irlandesa con muchas singularidades interesantes
Dublín se ha encontrado en las noticias desde el siglo IX, y aunque las traza de su historia vikinga se han disipado, la ciudad es un museo vivo de su historia desde entonces, con fortalezas y catedrales medievales en exhibición junto con el fulgor arquitectónico del apogeo del siglo XVIII, cuando Dublín era la ciudad georgiana más bonita del Imperio Británico y un fino reflejo de los propósitos de sus ciudadanos más privilegiados.

Dublin, una ciudad para los que desean conocer la historia de Irlanda y probar la esplendida Guiness
La capital irlandesa puede parecer pequeña, pero tiene más temperamento que una metrópoli con el doble de su tamaño. Dentro de la colección de arquitectura que compone el centro de la ciudad – vueltas medievales, cajones grises de finales del siglo XX y fila tras fila de demostraciones de la gracia georgiana del siglo XVIII – es una combinación intoxicante de herencia y hedonismo.