Dublin, una ciudad para los que desean conocer la historia de Irlanda y probar la esplendida Guiness

La capital de Irlanda puede ser pequeña, pero posee más temperamento que una ciudad con el doble de su dimension. Dentro del repertorio de estilo que compone el centro de la ciudad – arcadas medievales, cajas grises de finales del siglo XX y fila tras fila de manifestaciones de la belleza georgiana del siglo XVIII – es una combinación intoxicante de herencia y hedonismo.

oferta
Autor: Alexander Nie
Źródło: http://www.flickr.com
Dublín es casa de numerosos de los tesoros nacionales irlandeses, exhibidos cautelosamente en el Museo Nacional. Y no te descuides del Book of Kells, que forma parte de la Vieja Biblioteca de Trinity College, que también abarca la impresionante Habitacion Larga. para más piezas apasionantes del pasado de Irlanda, no indagues más allá de Kilmainham Gaol, que desempeñó un papel central en la lucha por la independencia. ¿Te gusta el arte de elevada calidad? Está la National Gallery, seguramente, pero la Dublin City Gallery y el Irish Museum of Modern Art tienen repertorios de arte moderno y contemporáneo de primera calidad. viajar a Dublín nunca ha sido tan fácil, como lo es en presente, gracias a la opción de vuelos baratos.
las bombillas
Autor: Yahya S.
Źródło: flickr.com

Empero, ¿a quién estamos embaucando? No puedes venir a la capital de Irlanda sin hacer una peregrinación a la casa de las cosas oscuras, en consecuencia una gita al Almacén Guinness – sección de la celebre factoria de cerveza fundada en 1759 – es una necesidad definitiva.

Y mientras te sirven una sabrosa pinta de Guinness con una espléndida vista de la ciudad al final de la visita, es mejor también aprovechar de un refresco en la santidad de uno de los locales populares de la ciudad, de los cuales esisten cientos para seleccionar, antiguos y modernos. ¿Necesitas un consejo? Dirigete a John Mulligan’s, tan hermoso y lleno de pasado que lo fotografiarás desde todos los lados.